Fusibles, Tomas y Disyuntores

Aunque funcionan de manera diferente, los fusibles e interruptores automáticos se utilizan, en general, para un mismo propósito; proteger aparatos y circuitos eléctricos contra cortocircuitos y exceso de corriente (llamada sobrecorriente o sobrecarga).

Fusibles

Los fusibles son dispositivos de seguridad eléctrica con un coste relativamente bajo. Si entra demasiada corriente en un circuito, el fusible se quema (o funde). Cuando el fusible se funde, se interrumpe el circuito. De este modo, protege los dispositivos conectados y permite tocar dichos dispositivos sin riesgo de electrocución. Cuando el fusible se funde, se debe sustituir para poder utilizar el dispositivo o aparato de nuevo.

Interruptores automáticos

Los interruptores automáticos o disyuntores funcionan de manera similar a los fusibles, pero son reajustables. Una vez que se detecta un fallo (normalmente, un cortocircuito o un flujo excesivo de corriente a través del circuito), el interruptor automático interrumpe el flujo de corriente. Cuando el interruptor automático salta, basta con pulsar un interruptor para restablecer el circuito. Tan pronto como se restablece el interruptor automático, el circuito está listo para usar de nuevo.

Conectores hembra:

Los conectores hembra son un tipo de conector diseñado para unir dos circuitos eléctricos. Estos conectores, a veces denominados tomas de alimentación, le permiten alimentar aparatos y dispositivos eléctricos. Se encuentran en todos los entornos donde se necesita alimentación eléctrica, tanto si se trata de un espacio residencial, comercial o industrial. Los conectores hembra son universales, por lo que son fáciles de reemplazar. Aun así, los requisitos de tamaño y tensión de estas tomas varían según el país.